La familia Cecual celebra un año de encuentros

Propiciar y celebrar el encuentro no es sólo una política en la gestión del Centro Cultural. Es nuestro modo de ver y pensar la Cultura. El 2011 fue un gran año de crecimiento en esta línea, no sólo por la generación de ámbitos de encuentro entre hacedores culturales y de estos con la comunidad, también por el fortalecimiento de vínculos con otras instituciones, que comparten esta visión y nos permiten pensar nuestro trabajo desde una inmensa familia de trabajadores culturales.

No hay mejor muestra de esto que la proliferación de encuentros como “Resistencias Colectivas”, la feria “Cultiva” y “La Cárcel como Espacio Cultural”.

§ “Resistencias Colectivas” es un Encuentro de Cultura Independiente. Una propuesta del Centro Cultural a la que pusieron el cuerpo más de cuarenta colectivos culturales de la región que discutieron e impulsaron políticas públicas orientadas a las necesidades de los colectivos culturales independientes. El encuentro obtuvo este año un reconocimiento nacional, el Premio "Cultura y Democracia Participativa" que otorga el “Movimiento por la Carta Popular”, integrante del colectivo “Pueblo Hace Cultura”.

§ En la Feria “Cultiva”, más de 150 productores, de los más diversos puntos de la provincia, colorearon la cuadra del Cecual con puestos donde ofrecían, directamente al consumidor, productos obtenidos por medios sanos de producción. La movida se organizó junto al Inta-Pro huerta de Colonia Benítez y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

§ “La Cárcel como Espacio Cultural” reunió Educadores Populares en Contextos de Encierro. Se realizó junto al Ministerio de Educación, “Bicicleta Cultural” y el Centro Cultural Nordeste, con el objetivo de compartir y fortalecer las distintas experiencias que se realizan desde el arte, la promoción humana y la gestión socio-cultural en contextos de encierro.

Y relacionado con el espíritu de este encuentro, hay que destacar el proyecto de radio y filosofía “Salida Transitoria”, que tiene ya cuatro años y que en este 2011 fue declarado de interés por el Senado de la Nación, la Cámara de Diputados del Chaco e incluído en el programa “Los locos de la Azotea”, que se emite por Canal Encuentro.

En esta misma idea, de tender puentes y estrechar lazos, se profundizó el ciclo “La Casa Invita”, en que el Cecual propone a distintos centros culturales que desarrollen actividades en la institución. Por segundo año consecutivo el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, de Cuba y el Centro Cultural Rojas (Bs. As.), nos acompañaron con propuestas musicales, muestras de fotos, proyección de cortos, charlas y talleres.

Nos distingue también en esta búsqueda, que este año el Cecual haya sido designado para coordinar las actividades de la Red de Centros Culturales, herramienta que articula el trabajo de los distintos espacios culturales de la provincia, tanto los que ya vienen trabajando como las recientes “Casas del Bicentenario” y “Casas de las Culturas”.

En el primer año recorrimos once localidades para dialogar con quince centros culturales sobre sus proyectos y necesidades. Se brindaron a sus trabajadores capacitaciones técnicas y de gestión cultural y se realizó el 1º Encuentro de Chaco Cultura en Red, de donde surgieron las principales líneas de trabajo para el 2012: incluir más puntos culturales en la Red y lanzar el “Corredor Artístico”, circuito cultural que comprenderá toda la provincia y por el que circularán propuestas de diversas disciplinas promoviendo especialmente la labor artística de la región.

Y probablemente por este mismo espíritu de casa abierta, numerosos colectivos optaron por las instalaciones del Cecual para desarrollar sus tareas. Bicicleta Cultural, el Ateneo Conciencia Nacional, Papel nonos, Lápices del pueblo, Payamédicos, Café Filosófico Eduardo Fracchia, Fotoclub, Sadem, entre muchos otros.

LA MÚSICA EN QUE FLOTAMOS

En los últimos años, el Cecual se destacó por la calidad de sus propuestas musicales. Este año el estándar se sostuvo. Muestra de ello, son las visitas de verdaderos maestros en la música popular, como Juan Falú, Néstor Gómez, Mario Díaz, Nini Flores y la continuidad de exitosos ciclos como “A bajo volumen” por el que pasaron este año Ricardo Panissa, Proyecto Yacaré, Coqui Di Doménica y Chiche Barrionuevo y “Ruta Nacional Canción” donde Seba Ibarra fue anfitrión de reconocidos artistas, como Tomi Lebrero, Ezequiel Borra y Marcelo Ezquiaga.

Sin embargo, en el menú del año, el género que más creció fue el rock. No por la visita de distinguidas bandas como Boom Boom Kids -que convocó más de 300 jóvenes- y Nde Ramirez, referencia regional en la mixtura de géneros; sino especialmente por las tres ediciones de la “Rockanferia”, espacio en que los amantes del género encuentran un espacio ideal para disfrutar las principales bandas de la región e impregnarse además en todas las manifestaciones del género: proyección de audiovisuales, muestras de fotos, stands de ropa y accesorios, colecciones de revistas, vinilos y libros, entre otros.

LETRAS DE MOLDE

A principios de año, un colectivo de escritores se congrega en torno al Centro Cultural para desarrollar conjuntamente propuestas relacionadas con el quehacer literario. Con la conformación del Ateneo Corina Pittau, numerosos autores y editoriales encontraron en el Cecual un espacio ideal para compartir y ofrecer sus obras. Así, editoriales independientes, como Cospel y Ananga Ranga y también la Colección Viceversa del Ministerio de Educación presentaron obras de Luis Argañarás, Nicolai Petelski, Mariana Rinesi, Germán Parmetler, Augusto Porporato y Yoni Czombos, entre otros.

Se presentó la revista “Laberinto”, el “Elenco Juvenil de Sala 88” estrenó “Entre Bukowski y Carcajadas”, obra elaborada desde la poesía regional y se cerró el año con la “6ta Maratón Cultural”, multimuestra artística, nucleada en torno a jóvenes escritores.

VER PARA CREER

Fue también este año que el Cecual fue decididamente al encuentro de las artes plásticas, inaugurando su “Espacio de Trayectos Visuales”, sala de exposición de obras en pequeños formatos que cuenta con la curadoría de David Abt. Sólo en este primer año nos visitaron artistas de reconocida trayectoria, como Daniela Almeida, Humberto Lamberti, Luchi Collau y Adrián Carnevale. Y entre los más próximos: Andrés Bancalari, Fabiana Larrea, Jorge Tirner, Horacio Silvestri, Marcos Corbalán, Matías Rauber, Diego Figueroa, Juan Bengler, Juan Stegmayer, Rosana Toledo, Tati Cabral, Julian Matta, Luciano Acosta, Juan Britos, Jarumi Nishinshinya, Nacho Zabalúa, Germán Hotes y Mario Quinteros. Una obra de cada artista fue adquirida por el Cecual, para enriquecer nuestro patrimonio cultural y compartirlo con nuestra comunidad.

CASA TOMADA

Y así como la casa se abre a los invitados y se amolda a sus propuestas, también los invitados generan propuestas que adoptan la forma de la casa.

En teatro, “La Fábrica de Artes” puso en escena “El cosmonauta agrícola”, obra pensada especialmente para los espacios del Centro Cultural, distinguida con seis premios “Bambalinas 2011”. Luego, en el marco del proyecto “Cecual a Escena”, “La Fábrica de Artes” junto a “Colectivo Dieciocho” y “Los del callejón” presentaron tres nuevas obras, pensadas desde los distintos espacios que brinda el Centro Cultural.

ESPACIOS TRADICIONALES

El espacio destinado a “Pensar en Casa”, en que intelectuales de fuste reflexionan sobre cultura, política y filosofía, recibió este año visitantes que engalanan la lista de invitados, como el sociólogo Pablo Alabarces y la psicóloga social Mirta Clara, además de intelectuales muy cercanos a nuestro Centro Cultural y a los que sentimos parte la familia, como Miguel Molfino, Marcelo Caparra y Mario Quinteros.

Viernes a viernes el patio del Cecual se transfomó en cine-bar para disfrutar de nuestro “Ciclo de Cortos” que difunde la producción audiovisual de la región e internacional. El colorido vértigo de la Feria “Vente Pakí”, pionera en la región en la muestra de productos de arte y diseño, se sostuvo y amplió su grilla de espectáculos y talleres para diseñadores.

A los espacios cedidos por el Cecual a diversos colectivos culturales, como la “Editorial Cospel” y el “Espacio Alternativo de Arte y Diseño”, se sumó este año el taller de cerámica “El Escondite”, taller de arte y salud mental coordinado por Jarumi Nishinshinya, reconocida artista y licenciada en Psicología.

De la amplia oferta de más de quince talleres de artes y ciencias, tuvieron especial pregnancia los “Laboratorios de Artes” -experiencia multidisplinar orientada a la infancia que incluye seis disciplinas- y los talleres del proyecto “Madre Canción” -que abordan la canción en la música popular argentina-. Este 2011, las inscripciones a ambos espacios superó ampliamente las expectativas y los cupos y se espera sostener y mejorar la oferta para el año que comienza.


El largo y paciente trabajo de acompañar la labor de los colectivos independientes, de disfrutar juntos las ciencias y las artes y celebrar el encuentro, dentro y fuera de nuestra casa, dio este año sus mejores frutos y sólo fue posible gracias a la gran familia de artistas, gestores, comunicadores y amigos que nos acompaña. Con ellos queremos compartir y celebrar esta cosecha y brindar por un 2012 que porta los mejores augurios. A todos ellos, nuestra gratitud y felicidades.