La crónica festejó con artistas de diversos palos y generaciones

El jueves 8 y viernes 9 de mayo, cronistas, escritores de diversos géneros y artistas de distintos lenguajes se dieron cita en el Centro Cultural Alternativo del Instituto de Cultura para disfrutar del 1er Festival “Nómades” que exhibió múltiples propuestas de abordaje al género de la crónica y convocó a públicos de distintas estéticas y generaciones de artistas de la región. Mirá acá todas las fotos!


El festival que propuso “dar rienda suelta al espíritu renovador de la crónica” captó el interés de numerosos artistas y público interesado y se afianzó como un espacio de diálogo entre los distintos lenguajes y generaciones de artistas, tanto desde las actividades programadas como en los intercambios informales.


La charla debate que protagonizaron Peco Tissembaum y Marcelo Caparra en torno a la mítica figura de Rodolfo Walsh fue de los puntos más convocantes. Los expositores se refirieron a la necesidad de vinculación entre las artes y una militancia crítica y perfilaron un Walsh que escribía, militaba y cuestionaba su propia praxis.
Marcelo Caparra y Peco Tissembaum, momento memorable

Nieto, Quirós, Molfino y Black, encuentro de generaciones
Otro momento convocante y que generó un intenso debate fue el panel que integraron Mariano Quirós, Miguel Molfino, Marcelo Nieto y Pablo Black, en la presentación del libro Como Seelstrang en la que se discutió además acerca de la actualidad, vigencia, auge o crisis del género. La presentación contó también con la actuación de Pedro Monzón y la performance de Guido Moussa y Algredo Germingnani.
Como cierre del Festival, el programa previó un prolífico diálogo de la crónica con la música. Alan Brondo reinterpretó en clave de hip hop crónicas escogidas y preparadas por Rocío Navarro y Paola Fernandez Mafut del taller Grietas con la percusión de Uli Gómez y el acordeón litoraleño de Lucas Monzón.

UNA GRILLA APRETADA

El abanico de propuestas comenzó el jueves con la charla-taller ¿Qué es ser cronista? que brindaron Lucas Brito Sánchez, Adriana Amarilla y Luis Rubira. El patio del ambay recibía a los visitantes con varios stands de libros con reconocidas crónicas de la región, el país y países vecinos. También con la muestra El patito viajero que organizaron Andrés Silva y Gustavo Insaurralde en el espacio Fotos Zaguán.

El Festival se distinguió por generar gran cantidad de crónicas, desde las Minicrónicas que escribieron Miguel Molfino y Lucas Brito Sánchez para anticipar el evento, hasta las Crónicas extremas de Marcelo Nieto y Mariano Quirós escritas y presentadas en el Festival. También Claudio Fernández y Emilio Chuairesumaron sus crónicas con sabores y colores del mundo. En este eje se destaca la crónica de Mercedes Alegre que narra su travesía a la Isla Santa Rosa con fotografía de Maia Alcire en el marco del Proyecto Nómades. Todo el material se expuso en el Festival.

Durante todo el Festival, hubo proyecciones de fotografías y cortos relacionados con la crónica y los viajes. Es de destacar que cada una de las jornadas del Festival concluyó con prolíficos intercambios entre lectores, escritores y artistas de las más variadas disciplinas. 

0 comentarios:

Publicar un comentario